lunes, septiembre 20, 2004

150 días!!!

Pues sí, que locura!!! Son 150 días de vida que tiene mi blog y me siento orgulloso de no haberlo dejado botado como he visto que han hecho muchos bloggeros.

Creo que hasta ahora he podido mantener mi filosofía de posteo y mis políticas de manejo de página de lo cual estoy muy satisfecho. Mis posts nunca han tenido la intención de ofender a nadie, tan solo de narrar situaciones inverosímiles en las caigo debido a mi “buena fortuna”, sin embargo hubo una persona que no estuvo de acuerdo con lo expresado anteriormente y tomó una actitud tonta por la que me vi obligado a tomar cartas en el asunto publicando una historia que no estaba en mis planes.

Sigo manteniendo mi posición de no publicar la continuación, mi palabra es más importante que un perdedor iracundo.

Por otro lado, me quedan aproximadamente 18 historias y con eso le pondría fin a “El Espejo Roto”, aunque siempre queda la posibilidad de que vayan apareciendo más historias en el camino, pero lo veo difícil ya que últimamente he dejado de transitar por ese sendero maligno que hace que yo tenga material para escribirles (también llamado vueltazos).

Yo calculo, según la frecuencia con que escribo, que para mi cumpleaños habré terminado con esta previa del libro que más adelante planeo publicar con la colaboración de El Mediodía, y tengo ya listo el final que dará mucho de que hablar, pero no quiero spoilear así que esperen nomás.

Por último, los invito a votar por la mejor historia, la que más les haya gustado de entre las últimas 9 que aparecen aquí en la página principal. Pueden hacerlo en los comentarios de este post o en los tags, como uds. gusten.

Muchas gracias a todos y sigan leyendo.

miércoles, septiembre 08, 2004

de cOmo ReCibí una llamada amEnazante por un Sujeto cuyo nombre no diré

Un día después de haber posteado “de cómo me despidieron por meterle ficha a la hija del jefe”, recibí una llamada de una persona que las veces que me llama es únicamente para pelarme la verga por cojudeces... A esta persona la llamaré “el toleteado” de ahora en adelante.

Por qué digo que sólo me llama para pelarme la verga por cojudeces? Porque hace ya un par de meses, tal vez un poco más, sucedió lo siguiente:

Un sábado en la noche, tipo 1:00 am, estaba conectado al messenger lifelessleando y de repente se conectó “la hija del jefe”. Entonces la saludé y le pregunté como así en casa tan temprano, y me respondió que no había hecho nada del otro mundo y que ya estaba de vuelta en su hogar. Ella me preguntó lo mismo y le dije que fue una noche zeta para mí; entonces replicó preguntando como así no me fui de lan y le dije que mi pc ya no lo lograba. Luego de esto se despidió diciendo que se iba a dormir y yo hice lo mismo.

Una conversación de lo más trivial no les parece??? Pues al parecer no a todos ya que a los 5 minutos de haberme despedido de ella sonó mi cel... Era su pelado, “el toleteado”. Apenas vi el nombre del sujeto en mi cel hice un rápido recorderis de la conversación con la susodicha para estar seguro de no haber dicho nada fuera de lugar como para estar recibiendo una llamada de este sujeto a esas horas de la noche... me di cuenta de que no tenía de que preocuparme y contesté.

Su llamada fue para pedirme que ya no le hablara a su pelada puesto que ella se sentía incómoda hablando conmigo (un poco inmaduro a mi parecer, pero bueno). Asombrado yo por su pedido le pregunté si había hecho algo malo cuando hablé con ella y me dijo que no, sólo me solicitó que deje de hablar con ella. Le expliqué que mi única intención al conversar con ella ese día, fue hacerla notar que a pesar de lo sucedido (tratar de meterle ficha, no lograrlo, y luego amarrarse con uno de mis amigos fue lo que sucedió) todo estaba bien entre ella y yo.

Me dijo que él sabía que no dije nada malo pero insistió en su pedido, lo que me molestó por sobremanera, porque a pesar de que tuve que comer un poco de mierda viendo a la man por la que me botaron del trabajo amarrarse con un amigo al cual yo mismo le conté que me gustaba y del que yo siempre sospeché que sentía lo mismo pero cuando le preguntaba se me hacía el cojudo, le dije que no se preocupe, que no volvería a dirigirle la palabra.

Esa llamada me indignó, porque me pongo en su lugar y pienso: si mi pelada me llama para quejarse de que acaba de hablar con un tipo con quien se siente incómoda cuando conversan, y que de paso este sujeto es mi amigo, lo que hago es preguntarle: “Bueno pero que te dijo???” Y si no dijo nada malo no estoy muy seguro cuál sería mi posición frente a ella, pero de lo que sí estoy seguro es de que no voy a llamar a mi pana a pelarle la verga para que deje de hablar con ella por nada... y peor a la 1:00am.

De todas maneras, después de un tiempo decidí no darle tanta importancia a este acontecimiento pues entendí que el problema era que este sujeto no tenía pantalones en su relación (como ocurre con algunos de nosotros) y me quedé pito frío.

El post de “la hija del jefe” yo tenía pensado publicarlo hace mucho tiempo pero, gracias a una persona que me aconsejó esperar un tiempo prudencial para que “el toleteado” o su pelada no pensarán que lo hacía de picado por su feliz relación, no lo hice y esperé unos meses para hacerlo.

Como se habrán dado cuenta en el post anterior no le falto el respeto a ella y como es costumbre mía no doy nombres. Lo único que hice fue contar lo sucedido con hechos reales. Por todas estas razones ya expuestas, lo que narraré a continuación hizo que me enfade mucho.

El día siguiente de la publicación de la historia de “la hija del jefe” me llamó “tolete”.En ese momento lastimosamente estaba en misa y no pude contestarle, tampoco pude devolverle la llamada puesto que inmediatamente después de la misa tuve que salir muy rápidamente hacia el anexo del tenis club ya que tenía un partido por el campeonato de fútbol, que vale mencionar quedamos campeones... después de cómo 10 años sin títulos al fin uno, ya hasta me había olvidado como dar la vuelta olímpica... pero bueno eso es otra historia.

En todo caso nunca hablé con él ese día. Al día siguiente, fui con mis amigos a comer un “abundante”. Nos encontrábamos en el restaurante: “Elboon”, “Cadón”, “El mudo”, “Diego”, “El Décimo” y mi persona. De repente sonó mi celular y era nuevamente ese personaje llamándome. Pedí silencio a mis amigos porque ya sentía la energía negativa proveniente de esa llamada y contesté.

Lo saludé muy cordial ya que a pesar de lo que intuía yo estaba tranquilo pues no había hecho nada malo. Después de saludarnos lo noté a él muy contrariado y con la respiración un poco acelerada dando indicios de que se encontraba muy molesto.

Me dijo que cuando me llamó por primera vez estaba muy cabreado por el post, tanto así que quería maltratarme (por así decirlo) y que ahora estaba más calmado pero que le arrechó lo que escribí y que no quería que le falte el respeto a su pelada.

Le pregunté, muy calmado yo aún, en qué momento le falté el respeto a ella en mi post. Me contestó que no lo había hecho, así que inmediatamente le repliqué, ya más molesto, que para qué me llamaba si en mi página ni doy nombres, ni miento, ni soy grosero o irrespetuoso.

Me dijo que habían comentarios ofensivos hacia ella en la página y que era mi culpa porque gracias a mis “historias fantasiosas” (que de fantasiosas no tienen nada cabe mencionar) la gente se expresaba así de ella. Cabe recalcar que antes de hablar con él, yo tuve que quebrantar una de las políticas de mi página al editar un comentario, cosa que me prometí nunca haría. Edité el comentario en que uno de mis amigos se expresa de manera muy grosera hacia ella ya que me lo pidió porque recapacitó y quiso enmendar.

Volviendo a la conversación, en ese momento me arreché y lo mandé a la verga porque conmigo no tenía que hablar, él tenía que dirigirse a la persona que se expresó en forma grosera con su pelada, pero como quien hizo el comentario definitivamente le saca la puta y este sujeto se le ahueva, me llama a mí, a Don Huevas, a pelarle la verga porque a mí sí me puede sacar la puta y no habría tubo que me salve de ello.

Le aclaré que en mi historia no dice nada fantasioso como él aseveraba, que sólo conté los hechos. Le recordé que antes de que se amarré con “la hija del jefe”, él también estaba de acuerdo con que mi relato no tenía nada de loco, y con que lo que hicieron conmigo en esa compañía fue hecho verga... me lo dijo a mí... Sólo que ahora las cosas cambiaban porque la causal de mi despido era ahora su novia.

Luego de esto me preguntó con quién estaba. Le contesté que con mis amigos y se los nombré uno por uno. Entonces me dijo: “Ahh, osea que te estás tirando a chepito porque están tus amiguitos ahí?” Durante un segundo esbocé una leve sonrisa ante tal irrisoria aseveración y le remarqué que así estuviera solo hubiera estado diciéndole lo mismo.

Después de esto me señaló que había visto que mis intenciones eran publicar una continuación a la historia... Le respondí que estaba en lo correcto, así que me ordenó que no lo hiciera. Yo solo le di el mejor consejo para que no se amargue: “Si no te gustan mis historias, no las leas. Es mi página , yo escribo lo que me dé la gana, y siempre lo hago sin agredir a nadie y sin dar nombres. Si te molesta lo que escribo pues que pena.”

Se tomó un respiro y rectificó. Ahora me pidió de favor que no publicara la continuación. Ante esta actitud me porté más sereno y accedí diciéndole que lo pensaría. Pero cuando escuchó que tan solo lo pensaría retomó su actitud amenazante: “A ver a ver a ver...Lo vas a pensar?!?!?!?!”

Ya en ese momento ya estaba harto de este tipo jodiéndome la existencia así que le dije: “Ok, te doy mi palabra de que no voy a publicar la continuación. Feliz??? Ya no me jodas más.”Antes de colgar dijo: “Sólo te voy a decir una cosa David, cuídate. Espero que estas pendejadas que haces no te reboten algún día.” Pues definitivamente este sujeto no se ha dado cuenta de que más rebotado no puedo estar.

Esto fue lo que vagamente recuerdo de esa conversación telefónica que sostuvimos ese día. Puede que haya ciertas cosas que haya olvidado, pero la esencia de la conversación está plasmada aquí.

Por último, pido disculpas a mis lectores ya que a pesar de haber ganado el poll como lo muestra la gráfica, no publicaré la continuación de la historia puesto que di mi palabra; no importan las circunstancias ante las que lo hice, lo único que interesa es que para mí, mi palabra vale mucho y no puedo quebrantarla.

*Los resultados aquí mostrados no son veraces puesto que un mismo sujeto voto cerca de 20 veces por la opción NO.

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com